27 de marzo de 2019

Cinque Terre en 1 día

Hace mucho tiempo que no escribo y es que este año estoy centrada en mi barrigota y es que en cuestión de días dejaremos de ser dos a ser tres... Pero antes de que la pequeña viajera llegué quería escribir sobre Cinque Terre, esa zona de Italia que se ha puesto tan de moda en los últimos años.
Cinque Terre es una zona de la Costa de Liguria formada por cinco pueblos donde la tierra y el mar se funden para formar un sitio único. Nosotros somos unos enamorados de Italia y esta zona concretamente es una de las más bellas de este país. 
Para llegar hasta allí nosotros alquilamos un coche en el aeropuerto de Milán- Malpensa que es a donde volamos y desde ahí nos desplazamos primero a Parma, para hacer una parada y de esta manera aprovechamos para pasar unas horas en esta ciudad, os dejo el post que escribí sobre lo que vimos en Parma.
Nuestro alojamiento estaba en La Spezia. Elegí esta ciudad portuaria de Liguria por su gran oferta hotelera y su cercanía al que sería nuestro destino. Y es que dependiendo de las fechas en las que quieras visitar las 'cinco tierras' el alojamiento se encarece bastante y es en La Spezia donde se puede encontrar algo más o menos decente y a un precio normal. Todo esto os lo conté en el post con los preparativos y gastos de nuestro viaje.
Cinque Terre está aproximadamente a 20 min en tren y al tener la estación tan cerca no madrugamos mucho. Empezamos nuestro día en Vernazza. Cuando llegamos no había apenas gente y todos los negocios estaban abriendo. Desayunamos en uno de los bares de la plaza y tras coger fuerzas nos adentramos en el sendero. En principio no teníamos intención de hacer el trekking que va desde Vernazza hasta Monterroso al Mare, pero una vez allí nos animamos. Yo no iba muy preparada para ello, sobre todo por el calzado, pero... Eso sí tener en cuenta que ahora multan por ir con calzado inapropiado y la multa no es pequeña, así que si tenéis pensado hacer alguno de los trekkings que recorren estos pueblos ir bien preparados (calzado, agua, ropa cómoda...). Además lo más aconsejable es evitar las horas más calurosas si vais en primavera/verano.



Desde mi punto de vista el mejor trekking para hacer es el que recorre una parte del sendero azul que va desde Vernazza a Monterroso ya que en este tramo se sube un poco al principio, pero luego es todo de bajada. Sin embargo, si lo hacéis al contrario notaréis mucho la subida y no será tan cómodo, aunque mucha gente lo hace. Tiene una longitud de 4 km. No es fácil, pero os aseguro que merece tanto la pena que si decidís hacerlo no os arrepentiréis porque desde él se obtienen unas vistas espectaculares de los pueblos y todo el entorno que hay a su alrededor, montaña, mar, vegetación... . ¡Es indescriptible!. Además es uno de los senderos más populares por la vista que se obtiene de Vernazza desde la parte alta de la colina.



Si viajáis a esta zona y decidís recorrer los senderos yo os recomiendo  que comprobéis en que estado están ya que de un año para otro pueden que estén cerrados porque necesitan mantenimiento. 
Para acceder a los senderos hay que llevar la Cinque Terre Card(7,50 eur sólo acceso al sendero) o la Cinque Terre MS Treno Card (válida para uso ilimitado del tren y acceso a los senderos). Hay senderos en los que no es necesario pagar. 
Llegamos a Monterroso al mare y nos dimos un paseo por sus calles, después nos fuimos hacia la otra parte del pueblo donde se encuentra la playa y nos tomamos un descanso en un local en el que tomamos unas focaccias y unas bebidas fresquitas. Tras ese momento de relax nos montamos en el tren para ir hasta Corniglia. Este es quizás el pueblo que menos me gusto, pero... merece la pena verlo también. Eso sí si podéis evitar subir las escaleras que llegan hasta él, mejor. Con la Cinque Terre Treno Card podéis coger el bus que para en la estación de tren y os evitáis la subida. Os lo digo por experiencia porque creí morir allí, ya que hacía mucho calor y ya habíamos hecho el trekking. Hicimos lo mismo en Corniglia dimos un paseo sin rumbo fijo y en este momento ya empezamos a notar la cantidad de gente que había por Cinque Terre. No tardamos mucho en cambiar de pueblo y nos fuimos a Manarola. En este caso recorrimos su calle principal, pero estábamos cansados y decidimos comer en una de las terrazas que había y al tener la Cinque Terre Treno Card decidimos irnos a nuestro alojamiento y descansar, así evitamos las horas en las que hacia más calor.







Por la tarde volvimos a Manarola y es que en este pueblo hay un local muy recomendable en el que se puede disfrutar de unas vistas del pueblo únicas. Es uno de los mejores sitios en los que he estado. Es de esos sitios que ves y dices: ¡Aquí tengo que ir!. Nosotros fuimos a tomar algo sobre las 19:00 hrs y nos pusieron un pequeño aperitvi que disfrutamos muchísimo con nuestras bebidas. El sitio exactamente se llama Nessun Dorma y está situado en la parte alta del pueblo una vez llegado a la parte del 'puerto'. Es un delito estar en Cinque Terre y no visitar este sitio.




Tras nuestro momento relax tomando algo, el fotógrafo decidió quedarse en Manarola viendo un partido de fútbol y yo decidí ver el atardecer en Riomaggiore. Es el único pueblo que nos quedaba por visitar y os aconsejo que vayáis justo a esa hora. Me senté en las rocas del puerto y disfruté de un momento inolvidable. 



Cuando el fotógrafo llegó fuimos a cenar a un sitio que se llama Bar Centrale y después nos dirigimos a la plaza en la que sonaba música en directo. No podíamos haber tenido mejor cierre de noche para despedirnos de las 'cinco tierras'.
De Cinque Terre no os puedo recomendar ver tal monumento o tal iglesia porque yo no fui a eso. Sólo hay que dejarse llevar por una de las zonas más atractivas de Italia y adentrarse por las callecitas de cada uno de los pueblos y os aseguro que disfrutaréis mucho más que si lleváis un planning. 
¿Conocéis Cinque Terre?. ¿Qué pueblo os gustó más?. Yo me quedo con Vernazza... . 

12 de agosto de 2018

Qué ver en Parma en unas horas

En nuestro viaje hasta Cinque Terre decidimos hacer una parada en Parma para que el camino hasta allí se hiciera más llevadero, ya que habíamos aterrizado en el aeropuerto de Milán- Malpensa y hasta La Spezia que es donde nos alojábamos hay casi 3 horas. 


Parma está en el norte de Italia y pertenece a la región de Emilia-Romaña, es una de esas ciudades de Italia que no están entre las más destacadas a la hora de visitar, pero ya os digo que merece una visita. Recuerdo una conversación con un italiano que era de allí y me dijo: Parma es una ciudad con mucha cultura y muy buen patrimonio. ¡¡Y qué razón tenía!!.
Nosotros estuvimos de paso, pero si tenéis oportunidad de conocer mejor la ciudad no os lo penséis. 
Tras aparcar el coche en el Parchegio Toschi, que era el más cercano al centro urbano, empezamos a explorar la ciudad. Esto es lo que vimos en nuestro agradable paseo:

Palazzo della Pilotta
Es un conjunto de edificios que se encuentra en la Piazzale della Pace. Entre estos edificios destacan el Museo Arqueológico de Parma, Galería Nacional de Parma, la biblioteca Palatina y el teatro Farnese. 
Las fachadas son de ladrillo rojizo, muy austeras, pero grandiosas. Y en complejo hay varios patios: el Cortile de San Pietro Martire, el Cortile de Guazzatoio y el Patio de la Rachetta.





Teatro Regio
Es un teatro de ópera del s. XIX. Es uno de los templos de la música más ilustres de Italia y es considerado el más prestigioso de los doce teatros de la ciudad. Su fachada es de estilo neoclásico y en su fachada destacan diez columnas jónicas. Tiene capacidad para 1200 espectadores.
A veces, 'el fotográfo' también sale en las fotos. ;)


Basílica de Santa María de Steccata
Es de estilo renacentista y aunque sólo la vimos por fuera, en su interior se puede ver la tumba del conde Neipperg, esposo de María Luisa de Austria. Se divide en una planta en forma de cruz griega donde destacan cuatro capillas cuadrangulares que siempre se han utilizado para el culto.  Lo más interesante son los frescos que hay encima del arco del presbiterio que son obra de Parmigiano.




Piazza Giusseppe Garibaldi
Sin duda, es uno de los puntos con más vida de la ciudad. Esta plaza está llena de cafeterías y restaurantes donde se puede disfrutar la gastronomía parmigiana.
En ella destaca el Palazzo del Governatore, ubicado en el lado norte de la plaza este edificio es de estilo barroco y neoclásico. En él destaca su torre central y en ella un nicho que alberga la Virgen coronada de Boudard donde se encuentran los complejos cuadrantes del s. XIX, estos consisten en un reloj solar y meridianos de tiempo real y tiempo promedio, esto permite ver las horas del día, las zonas horarias, los meses, las horas de salida y puesta del sol, etc.
También en la plaza está el Palazzo del Comune. Ubicado en el sureste de la plaza. Construido completamente de ladrillo y con altos pórticos conocidos como 'Voltoni del grano' porque albergaron los mercados de cereales. En la actualidad se utiliza para exposiciones y eventos.
Y la Iglesia de San Pietro en el lado opuesto del Palazzo del Comune.






Il Duomo
Situado en la plaza del mismo nombre es todo un ejemplo del románico padano. Presenta un campanario del s. XIII  y en el interior se encuentran obras entre las que destacan los frescos de Corregio en la cúpula. Tiene forma de cruz y su fachada es de piedra arenisca. Es una catedral realmente bonita, me impresiono al pasar y me llamó mucho la atención la escalera de mármol rojo. La cúpula es espectacular.
En la plaza también se encuentra el baptisterio, este edificio octogonal está construido con bloques de mármol rosado y tanto en el exterior como en el interior destacan figuras típicas del medievo.
Junto con el Palacio Episcopal forman un gran conjunto medieval y es eso es lo que sentí cuando me senté un rato a observar ese rincón de Parma, parecía haberme trasladado muchos años atrás.






Monastero di San Paolo
El antiguo monasterio de San Paolo es hoy en día un museo que alberga la Cámara de la Abadesa pintada al fresco por Corregio. En su interior hay unos maravillosos jardines, uno de ellos da a la calle y es donde está una entrada, hay otra entrada a través de la biblioteca de Guanda.




Como veis Parma es una ciudad que tiene mucho que ofrecer y esto es una pequeña visita. Desde mi opinión no hay que infravalorar una ciudad sin ni siquiera conocerla. Yo como enamorada de Italia creo que hay mucho más que ver a parte de Roma, Venecia, Florencia... No os olvidéis de cambiar un poco el recorrido y salir de las rutas marcadas, seguramente, os llevéis más de una sorpresa y descubriréis sitios cargados de mucho valor: cultural, artístico, gastronómico.






15 de julio de 2018

Cinque Terre. Preparativos y presupuesto

Como ya os comenté os iba a dejar un post detallado con los preparativos y presupuesto de nuestro último viaje a Italia. De nuevo volvimos a elegir Italia como destino para nuestra escapada. Y es que este país es muy completo ya que está repleto de obras de arte, su gastronomía nos encanta y además tiene paisajes extraordinarios que hacen que siempre volvamos. Estuvimos pensando en recorrer los Cotswolds, esta ruta por la campiña inglesa la tengo pendiente desde hace ya unos años, pero el conducir por la izquierda me tira para atrás siempre. 
Cuando me preguntaban: Y en tu próximo viaje, ¿a dónde vas?. Yo: A Italia, jiji. La gente siempre suele contestar lo mismo: ¿¿Otra vez Italia??. Si otra vez y las que quedan porque volveré muchísimas más y aunque me queda mucho por conocer del país de la Dolce Vita, también tengo que decir que volveré a muchos de los sitios que ya conozco. Para los que no lo sepáis me gusta repetir ciudades y poder disfrutarlas de otra manera, así que: ¿Quién se apunta a volver a Roma?.  ;)
Exactamente, queríamos ir a Cinque Terre que es una parte de la costa formada por cinco pueblos en la provincia de La Spezia.



Vuelo

Lo que tiene ver un vuelo a muy buen de precio es que lo acabas comprando, o por lo menos, eso me pasa a mí. Nosotros siempre volamos desde Madrid y el vuelo que mejor estaba de precio era hasta Milán-Malpensa. No tardé en decidirme y lo compré. No es el mejor aeropuerto para llegar hasta Cinque Terre porque yo creo que está muy lejos, a no ser que encontréis un vuelo barato. El más cercano es el aeropuerto de Pisa, pero desde Madrid tiene mala combinación por los horarios. Yo os recomiendo volar hasta Pisa que está a  83 km y si no a Florencia que está a 140 km, mientras que el de Milán-Malpensa está 275 km, así os podéis hacer a la idea de las distancias.
Volamos con Easyjet por 55 eur cada uno ida y vuelta.

Consejo: Comprar los vuelos con mucho tiempo hace que siempre encuentres vuelos baratos. Tener en cuenta que Easyjet sólo deja llevar un bulto como equipaje de mano, así que si lleváis algún bolso o bandolera a parte de la maleta, os dirán que lo metáis dentro de la maleta.

Parking

En el aeropuerto de Madrid-Barajas encontraréis muchas ofertas de parkings para dejar el coche si llegáis a Madrid en coche. Yo siempre lo dejo con la empresa Aparcamiento Lavacolla, por comodidad y buen servicio. Esta empresa recoge tu coche en el mismo aeropuerto en la zona de salidas y te llevan el coche a la terminal a la que regreses, por eso, creo que es lo mejor. Te ahorras complicaciones y traslados hacia el aeropuerto tras dejar tu coche. Puede que encontréis alguna oferta y os pueda salir más barato, pero por comodidad me quedo con Lavacolla. Parking para 4 días: 32 eur.  Normalmente son 10 eur el día, pero me hicieron un 10% de descuento.

Parking+gasoil hasta aeropuerto: 52 eur
Consejo: Comodidad ante todo.

Coche de alquiler

Este tema siempre me trae de cabeza cuando organizo un viaje. En esta ocasión decidí coger un coche de alquiler para ir a nuestro aire y tener más libertad para poder pararnos a conocer otros sitios durante nuestra ruta hacia Cinque Terre. Decidí alquilar a través de Autoeurope con devolución de franquicia y la mejor oferta fue de la empresa InterRent Car Hire. Se encuentra a unos 5 kms del aeropuerto de Milán-Malpensa y nos recogió un transfer en frente de la farmacia, así que todo perfecto. Llegamos y al estar fuera de la terminal no tuvimos que esperar nada y enseguida nos pusimos en marcha por tierras italianas.
En cuanto a este tema, tenéis que tener en cuenta muchas cosas como que el kilometraje sea ilimitado, depósito lleno-lleno, el seguro, el dinero que te retienen en la tarjeta de crédito,... .
Lo más importante para mí es el seguro, por eso, cojo seguro con devolución de franquicia porque si pasa algo tu adelantas una parte de dinero, pero la compañía luego te lo devuelve y además es más barato contratándolo con la web de alquiler de coches que con la propia empresa, ya que suelen ofrecer seguros más caros.

Coche alquiler 4 días con seguro incluído: 59 eur
Gasolina: 80 eur
Peajes: 80 eur

Nota: Como habéis visto el alquiler del coche fue muy barato, pero no contábamos con encontrarnos tantos peajes y el precio tan elevado de la gasolina. Para no llevaros sorpresas calcular este tipo de costes que yo creo que hoy en día hay muchas aplicaciones para calcular estas cosas.

Consejo: Para ir hasta Cinque Terre creo que lo más cómodo es el tren, si volviera a hacer este viaje desde luego que cogería el tren como medio de transporte para llegar hasta allí. Yo no cogí tren porque quería hacer otra ruta y mirando los precios de los trenes en un principio se me disparaba el presupuesto, pero al volver del viaje he comprobado que me hubiera costado lo mismo y hubiera sido más cómodo.


Alojamiento

El momento de buscar alojamiento fue algo complicado porque todo estaba muy caro para el tipo de alojamientos que ofrecen. La Spezia es una zona muy turística y más aún a partir de junio. Teniendo en cuenta que íbamos con coche y que yo quería alojarme cerca de la estación de tren para ir a Cinque Terre pues siempre buscaba por esa zona.
Elegí el Appunti di Viaggio Guesthouse que reunía más o menos lo que buscaba. Además tuvimos la suerte que Silvia, la chica de la casa de huéspedes, nos dejó una tarjeta de aparcamiento para residentes (previo pago) y pudimos aparcar en la misma puerta. Es un sitio tranquilo y aunque no tiene recepción no la necesitamos en ningún momento.
Después de pasar dos noches en La Spezia pasamos una noche en Bolonia. Queríamos conocer esta ciudad y decidimos cambiar de aires.
En Bolonia elegí un hotel a 3 km del centro y con parking gratuito. El hotel elegido fue el HC3 Bologna, muy bien de precio y con desayuno incluido. La ubicación perfecta porque delante del hotel hay una parada de autobús que te lleva al centro en 10 minutos. Muy buena opción si no os importa alejaros del centro y disfrutar de la tranquilidad.

El precio de la habitación para 2 noches sin desayuno en La Spezia: 190 eur.
Tarjeta aparcamiento residentes: 10 eur.
El precio de la habitación para 1 noche con desayuno y parking gratis: 73 eur.



Gastos varios

En lo que a transporte se refiere cogimos varias veces el autobús, una para ir a Portovenere y otra para ir hasta el centro de Bolonia.
Para ir a Cinque Terre lo hicimos en tren y compramos la tarjeta diaria que te da acceso a los senderos y con la que se puede coger el tren tantas veces como se quiera. Cuesta 16 eur y yo creo que es la mejor opción porque si tenéis en cuenta que cada trayecto entre pueblo y pueblo cuesta 4 eur, aunque sea de 3 minutos, al llegar al cuarto pueblo ya la habréis amortizado.
La Cinque Terre Card la podréis comprar en cualquiera de las estaciones de tren de los diferentes pueblos. Nosotros la compramos en La Spezia que es donde estábamos alojados y donde empezamos el recorrido hasta Vernazza. Podréis comprar la Cinque Terre Card normal que te da acceso a todos los senderos peatonales, bus y reducción en el precio de la entrada al Museo de La Spezia, esta tarjeta cuesta 7,50 eur al día,  mientras que la Cinque Terre Card Tren cuesta 16 eur y con ella además de lo anterior tenéis viajes en tren de manera ilimitada. También tener en cuenta que tendréis acceso a los baños públicos.
No os olvidéis nunca de validar la tarjeta antes de montar la primera vez, después ya no tendréis que volver a validar la tarjeta. En las estaciones hay una maquinas verdes en las paredes o columnas para hacerlo.
Muchos pensaréis: Pero, ¿no habían cogido un coche de alquiler?. Si, así es, pero aparcar en los pueblos de las 'cinco tierras' es una ardua tarea, así que lo mejor es llegar hasta allí en tren. Hay aparcamientos en tres de los cinco pueblos: Riomaggiore, Vernazza y Monterosso, pero no me quiero imaginar como pueden estar de llenos en esta época.
En comer/cenar ya sabéis muchos que Italia no es un país caro, pero si lo es con la bebida. Es algo que no me explico, como puede costar una pizza 7 eur y una cerveza 4,50 eur. ¿Alguien me lo puede explicar?.

Consejo: Comprar una tarjeta diaria para visitar Cinque Terre hace que ahorres en este viaje, ¡¡¡no os lo penséis!!!. Y si hay alguien que os dice que no compréis billete ni la tarjeta poque no hay revisores, no os confundáis. A nosotros nos pidió los billetes un revisor, así que no os confiéis, la multa cuesta más que la tarjeta diaria. Otra cosa son los autobuses que nunca he visto nadie que los controle, así que si os queréis montar sin pagar, jaja. Nosotros siempre pagamos y luego nos arrepentimos porque vemos que nadie paga.

Autobuses varios: 15,60 eur
Cinque Terre Card 1 día para dos personas: 32 eur
Comer/cenar:185 eur



Presupuesto total del viaje: 

Vuelos: 110 eur 
Parking+gasolina: 52 eur
Coche alquiler(peajes+gasolina): 219 eur
Alojamiento: 273 eur
Gastos varios: 232,60 eur

Total viaje 2 personas 4 días: 886,60 eur 

Consejos varios: 

  • Si tenéis pensado hacer algún trekking, llevar ropa y calzado cómodo. Además os aconsejo hacerlos a primero hora de la mañana.
  •  No vayáis a Cinque Terre de junio a septiembre. Los precios de los alojamientos son muy caros para el tipo de alojamientos que hay. Por otra parte, hay mucha gente y hace mucho calor. 
  • Alojaros en La Spezia y si no, no se os ocurra ir con maleta por los pueblos porque es bastante incómodo. Ya sabéis comodidad ante todo. 
  • Desayunar en algún sitio con los locales y si lo hacéis siempre en la barra, el precio varía bastante de la barra a la mesa.
  • Los billetes de autobús se compran en los Tabachi (estancos) y no os extrañéis de ver Tabachi y cafetería juntos en el mismo local. Y si no conseguís encontrar ningún Tabachi, pues llevar el dinero justo para poder comprar el dinero en el autobús, ya que el conductor no vende los billetes, sino que hay una maquina en el autobús y no devuelve cambio. 
  • Se pueden visitar los 5 pueblos de Cinque Terre en un día sin hacer ningún trekking, pero si os queréis entretener viendo detenidamente los pueblos y recorrer los senderos lo recomendable es por lo menos un fin de semana. 
  • Visitar Portovenere. No pertenece a las 'cinco tierras', pero merece tanto la pena o eso me parece a mí.
  • Ir hasta Cinque Terre en tren y moverse por allí de la misma manera, eso es lo mejor para poder disfrutar de estos maravillosos pueblos.

Espero que os sirva de ayuda para preparar vuestro viaje a Cinque Terre y podáis disfrutar mucho de esta zona tan bonita de Italia. 

















25 de mayo de 2018

POST ESPECIAL

Cuando una es una loca de los viajes, hace locuras, ¿no?. Pues eso hice en 2013, bueno, hicimos porque esto no hubiera sido posible sin #elfotógrafo, como todos lo conocéis, mi marido y compañero de vida que me aguanta en estas cosas. Y por supuesto, sin la colaboración de nuestros fotógrafos, los de verdad, Jean-Fotógrafos
Hoy con la celebración de nuestro 5º aniversario de bodas quería compartir este post tan especial con vosotros. Muchos lo sabéis, pero otros tantos no, por eso hoy quiero que veáis como fue nuestra post-boda en ROMA. Y si lo escribo con mayúsculas porque Roma es mi ciudad favorita, porque Roma para mí lo es todo, me siento súper cómoda cada vez que la visito y disfruto mucho paseando por sus calles y dejándome llevar por cada uno de sus rincones. Mis rincones. Mi ciudad. 
Decidimos hacerla en Octubre habiendo pasado unos meses después del acontecimiento más importante de nuestras vidas. Estuvimos durante un día pateando toda la ciudad eterna de un extremo a otro y disfrutándola de una manera diferente, no sé si alguno lo habéis hecho, pero creo que es una experiencia estupenda.
Vamos con las imágenes que son increíbles o eso me parecen a mí. 



Los sueños a veces se hacen realidad y este era uno de los míos, no lo pensamos mucho y enseguida decidimos el destino. No podía ser otra ciudad que mi Roma querida. Además,  nuestros amigos nos regalaron en la boda una tarjeta regalo de una agencia de viajes y fue justo la excusa para gastarla en un viaje diferente. 


No llevábamos nada más que el equipaje de mano, por lo que metimos los trajes y una muda de ropa interior, yo sólo pensaba: ¿Cómo me abran la maleta y se encuentren el vestido de novia?,jaja. Toda una experiencia.


Desde el momento que salimos del hotel fue alucinante, toda la gente nos miraba y nos felicitaba,. Al principio me dio un poco de vergüenza, pero luego me acostumbré. Nunca se me olvidará ese: Auguri!!! Bella, la sposa bella!!!. Al esposo también le decían, pero de sus piropos no me acuerdo. Jiji.  ;)



Caminamos todo el día y utilice calzado cómodo para patear la ciudad, por la noche utilice mis zapatillas como de costumbre, menos mal que no se veían. Llegamos hasta el Trastevere que es mi barrio favorito. Estos rincones con este ambiente tan decadente no podían faltar en mi albúm.



Desde el Trastevere nos fuimos hasta el Vaticano. Nos hizo un tiempo estupendo y pudimos aprovechar todo el día para hacer las fotos. Habíamos quedado sobre las 10:00 hrs con los fotógrafos (Patxi y Jesús) y hasta las 20:00 hrs estuvimos dándolo todo. Descansamos un rato en el hotel  y salimos por la noche para ver la ciudad eterna cargada de aires místicos. ¡¡Me encanta Roma de noche!!.




 Esta es de mis fotos preferidas, de hecho, la tengo en grande en el salón de casa.



Disfrutamos mucho de este viaje y fue muy especial para nosotros vernos allí en nuestra Roma, vestidos de novios y haciendo este reportaje. No es muy habitual y mucha gente puede que no lo entienda, pero para mí es una de las mejores cosas que he hecho, como muchos sabéis soy una ilusionada de la vida y me gusta hacer cosas diferentes. Yo lo hice porque mi boda la quería disfrutar al máximo y no quería perder mucho tiempo haciéndome fotos, pero no podía imaginar que posponiendo esas fotos y con ese escenario tan espectacular el resultado fuera tan extraordinario.




¿Qué os parece? ¿Haríais algo así?. Yo os lo recomiendo sin duda alguna, es una experiencia absolutamente maravillosa y un recuerdo que os aseguro jamás olvidaréis.